SUN KING RECORDS ░░░
DATASETTE 2020 - Compilado de Synth-pop e Indietrónica Argentina

╔══════════════════════════════╗ ║ 15 RELATOS SOBRE UN CASSETTE ║ ╚══════════════════════════════╝


> DATASETTE 2020 (*)
por Gonzalo Aloras

La selección de piezas sonoras y canciones de Datasette 2020 es un bálsamo de frescura sintética y joven que nos lleva en su recorrido por paisajes intempestivos, como en una suerte de viaje iniciático o el soundtrack de una despedida. Una despedida sin nostalgias ni tristezas. Y lo que se va yendo es ese mundo que conocíamos antes del comienzo del fin. Es recomendable entonces entregarse a este delicioso compilado de artistas inactuales, y dejarse llevar por su sonido sin rostro, apacible y descalzo, que avanza sereno y confiado, guiado por una extraña tenue luz celeste.


> Turbin, de Brisar
por María Gudón

Brisár nos invita a bucear en Datasette con ''Turbin'', un pasaje instrumental en clave synth, como promete el compilado. ¿En la orilla? se asoma un punteo lo-fi de guitarras tímidas que van amplificándose en loops oceánicos mientras dialogan con bases trip hoperas. ¿En la profundidad? un sintetizador acecha por lo bajo distorsionando su modulación hasta deformar la percepción de lo que venimos escuchando. La clave parece estar en alejarse de la zona de confort a donde tira la corriente para entrar en un viaje más oscuro, extraño e interesante.


> Todo para después, de Jacqui Casais
por Dani Cisterna

La canción, impregnada de palabras potentes y en un rompecabezas de versos dichos tan suavemente que ni siquiera parecen estar rozando el existencialismo, evocan a la procrastinación y a las incertidumbres diarias generadas por el deseo de buscarse y la necesidad de encontrarse. El paso del tiempo y las energías son una constante en su poesía. Compone bien Jacqui Casais, deposita en sus canciones situaciones y corazonadas, aprovechando el don de la correcta interpretación vocal. Sus temores y sus realidades son los mismos de muchas y muchos, trascendiendo las modas, las épocas y las edades.


> PM, de Piscis Machine
por Roberto Papateodosio

La exposición de la idea, del concepto sonoro, que parte desde un centro para ir desarrollándose en forma espiralada -como volutas de humo- hacia el exterior es, al menos, atípica en el panorama artístico actual. Es una música que migra desde las máquinas hasta la mente; que envuelve los sentidos y también toca el cuerpo. Invade nuestro campo de audición desencadenando ecos que golpean suavemente, de forma mullida, blanda. Espacial, onírica, nos “transporta” (utilizo un término de los ´70 que me resulta legítimo aplicarlo acá). PM es el refugio del pop, el espacio de libertad donde la resonancia de los sentidos se visibilizan en forma de música.


> Boop en el loop, de TOuT
por Sergio Pángaro

En el comienzo puede resultarle familiar a los que hayan crecido con la música programada en esas cajitas de ritmo. Pero después el track se va enrareciendo en consonancia con la mente experimental de Tout, y su habilidad con las baquetas. No se si los fills los tocó o los programó, y no pienso preguntárselo porque da lo mismo, el sentido disruptivo y rítmico es lo importante. La superposición de capas termina por protagonizar la propuesta, sumergiendo las líneas de bajo y el beat en una trama densa y electrónica. El placer del sonido en sí, con la inquietud de la forma


> Soy tu densidad, de Planeta Perdido
por Micaela Perez

que es la densidad si no es subirle el volumen a la música y la data que nos barre la oscuridad de adentro de nuestro propio sol negro y que seria de la magia y del misterio sin toda esta materia gris escasa porque entonces qué es la vida? si no es tocar el vl tone todo el día en casa hasta que todo detone como una bomba termonuclear estupenda o como una melodía.


> Modulación Cruzada, de Klauss
por Dani Perez

Cómo poner en palabras la música de Klauss? tonadas para androides melancólicos? Se desdibuja la línea que separa tecnología y ser humano (hay algo más humano que la tecnología?) Encuentro en Modulación cruzada un track repleto de afecto, redondeado, una invitación a sumergirse en esta gema suave dentro del maravilloso Datasette 2020. En una de tantas charlas con Ernesto una vez pregunté cómo era el proceso compositivo de Klauss, cuándo una obra está “terminada” y me dió una respuesta que aún me niego a querer entender. Prefiero creer que Modulación cruzada continúa habitando otro espacio luego de esos siete minutos, phasers y monedas. Siempre estamos yendo hacia allá.


> Viejos parques de diversiones, de Mauro Valenti
por Franco Lopez

Si hablamos del track “Viejos parques de diversiones” hablamos de hipnotismo puro. Desde el comienzo hay una comunión entre la línea de bajo y el oyente. Una comunión que dura hasta el final de la canción. La caja de ritmo acompaña a la perfección todas las melodías vomitadas por Mauro Valenti. Cabe destacar las guitarras sucias que se oyen por detrás de todo que le dan una oscuridad necesaria al tema. Los sintetizadores no se quedan afuera de esto. Se oyen en reiteradas ocasiones mostrando una melodía que no se te va de la cabeza. Un tema para escuchar en loop.


> Postormenta, de Davoogie
por Juan Rodes

Sobre un clima de misterio envolvente y punzante, un ritmo de golpecitos secos nos evoca a la imagen de un conejo rosa de una vieja publicidad de pilas. De repente, una melodía heroica nos guía para surcar la galaxia sonora hasta llegar al clímax de esta pieza musical. "Postormenta" es una aventura de ciencia ficción que nos sumerge en la nebulosa del yo interior. La avidez por descubrir universos es uno de los grandes motores de la humanidad, esta proeza psiconauta es a la que nos invita Davoogie aquí y ahora.


> Rocas de Manoeléctrico
por Claudio Kobelt

Cuando “Rocas” comienza a sonar, es como subirse a un viaje, una travesía dulce hacia un lugar y un tiempo mejor, de colores gastados y bailes bajo el sol del atardecer. Arranca y el beat nos mueve, mientras la guitarra es como el viento, que sopla nuestro pelo y se lleva el pesar. El bajo gotea espeso, brindando cuerpo y textura al sonido; y cuando Manoeléctrico empieza a cantar, ahí el paisaje comienza a aparecer. A mitad de la canción suena un llamador de ángeles, y se escuchan las voces y risas de niñes, todo indica que estamos por llegar. Entonces nos damos cuenta: este viaje, estos paisajes, este clima, esta melodía, esta sensación de ritmo y melancolía para bailar es adónde vamos, donde tenemos que estar.


> New Age Music, de Chelo Lares
por Fer Graneros

Misterioso ejercicio sigue siendo el de manipular el tiempo. Chelo Lares, a su manera, sincroniza "New Age Music" con esa tarea, con la búsqueda de un groove atemporal, un melodía zumbante, sonoridades de un retro-futuro siempre presente. El Korg Monotribe es la clave detrás de éste experimento-canción. Las secuencias avanzan de forma rápida e intuitiva, lúdica durante todo el tema y sus climas. De los complejos, orgánicos, y a menudo caóticos, sonidos de la síntesis analógica a las virtudes del universo digital que nos comanda. "New Age Music" suena a un breviario futurista, descendencia de un universo paralelo en el que Dusseldorf 1970 bifurca a Ramos Mejía 2020 en casi cuatro minutos de un sonido maquinal e hipnótico.


> Cosmografías, de Glass
por Gonzalo Aguerrido

Es una canción tan quieta que se nos escapa, el tono fantasmal de las voces le da un aspecto inocente a esta mini suite que se nos quiere escurrir quizá acurrucarnos con su suave cadencia en tanto una especie de química voraz de monotonía brit hace relajar los tiempos mentales dejando fluyan livianas las cálidas notas cayendo en tintineo como copos de nieve parece que desde este latido hueles el aire viciado de teclados remitiendo al de una Iglesia lo antiquísimo; y tanto la letra desanda que en su paciencia el relato es tan frágil como tenso vendrá algún sueño a dar daño, con alguien sensibilizarnos, recordar que el amor traspone para ir subiendo velocidades aunque no tanto un domingo al mediodía por alguna carretera que conecta con Miami, yendo a buscar a la persona que hará inolvidable el día. Pueden ser los ochentas, los noventas, puede ser otro planeta… o directamente el cielo. Todo es íntimo, la ventana de tu cuarto, encontrar porquerías a la vez nos vemos entre la imagen amplia del sistema solar y una despedida. Las uñas rosas de la angustia nos invitan a ver la esencia millenial siempre inefable. El colchón es plácido, los pies repican, se adueña de los segundos… esa nostalgia de agua tibia, la separación de lo bello y el dolor.


> Pensamiento Nocturno, de Amanitx
por Minicomponente

Después de años de participaciones, colaboraciones y búsquedas, desde el nu metal al hardcore y el noise, siempre con el soldador en la mano y siendo esa persona generosa y dispuesta a compartir conocimientos, pero un poco detrás de, un poco al costado, en esta canción nos trae una síntesis de su delicioso acervo musical y —con finura importante— da un paso adelante para que destellen sus notorias habilidades de compositora y performer. Escuchamos cantos de pájaros que en una misma onda sonora parecen tanto un sample capturado en el Norte como un oscilador digital. Agua distorsionada que puede ser ruido blanco. Una melodía dulce se abre paso, punteos sutiles que suenan a huayno… un bombo (puede ser un legüero, o un tambor dakota, o un kultrum) puntea una cadencia terrenal, un trance apenas apoyado por un hi hat lejano. La letanía (ese rasgo sonoro y espiritual tan fundamental y necesario) se expresa con sutileza, lejana y cercana a la vez. No tiene nada que ver con la folktronica que hacen los animales de ciudad; Amanitx es un hongo salvaje cuyas raíces se remontan a sitios antiguos, donde crecen plantas místicas.


> Despegue, de Raulo Surcos
por Ernesto Romeo

Cascadas resonantes, puentes empedrados trazados con portamentos iridiscentes, jardines modulados en bajas frecuencias, brisas a temperatura estéreo, seres que descienden desde un cielo de armónicos impares para posarse en nuestros árboles triangulares... todas las bellezas que contienen las ondulaciones con formas de rampas y de pulsos festejan la llegada de una guitarra slide que, desperezándose, da el alimento final para el despegue del paraíso.


> Dance, de Electro Guru
por Van Shake

Calmada, insistente, indecisa, la melodía sostén de la historia se repite, una y otra vez, repite hasta diluirse. Mientras se cuenta y transcurre, se funden imágenes superpuestas que cuentan en paralelo, con movimiento ascendente, en direcciones opuestas, donde la llovizna se transforma en caída y apertura, que lentamente se rehace a sí mismx para dar comienzo en otro sistema.

---- * ----


*3era edición de cassettes disponible* Nov/2021 $1000$

> Pedidos a sunkingrecords@gmail.com
> Descargas/Escuchar online -CASSETTE RIP- en Bandcamp

(*) DATASETTE 2020 es un fragmento de una hora, con lo que está pasando en synth-pop, indietrónica y synthwave, trae la esperanza de que quien escucha siga investigando el resto de la obra de estos artistas, algunos más consagrados, y otros sumamente under. Una selección variada pero coherente, de canciones de orígenes distintos que por virtud o magia de la cinta magnética, terminan formando una obra fluida y homogénea.
░░░217